Read 4 fit: Andar, ¿actividad física?

Comparte!

Caminar es una actividad física que realizamos a diario, un patrón de movimiento que hacemos desde que fuimos capaces de mantenernos erguidos y descubrir el mundo paso a paso. 

Deambular por casa, ir al trabajo y volver, ir a comprar… son acciones cotidianas que todos hacemos utilizando nuestros miembros inferiores.Pero a menudo esta es la única actividad que realizamos. ¿Podemos considerarlo como una actividad física?

Por definición, cualquier movimiento que implique un cambio de energía química en energía mecánica o movimiento es un tipo de actividad física (OMS). Andar, requiere la activación de una serie de músculos que consumen energía, por lo tanto es una actividad física.Otras definiciones consideran como actividad física aquella que realice un gasto energético mayor de lo habitual, por encima de la tasa basal.

Considerando la primera definición, la acción de andar y su coste energético puede ser una ayuda para aquellas personas que se mueven poco o un plus para los más activos no obstante, dependiendo nuestros propósitos la acción de andar puede ser o no una actividad física suficiente para conseguirlos.

Cada uno de nosotros, tiene un ritmo de marcha en el que se siente cómodo, con una distancia de la zancada determinada acorde a la estatura y la longitud de las piernas. Es un movimiento rítmico que no hay que pensar, y que sale automáticamente. Es un movimiento que se lleva perfeccionando años, en el que tu cuerpo ha encontrado la forma de hacerlo más eficientemente con el menor coste energético posible.

De este modo, el hecho de caminar en sí mismo consume pocas calorías.

El gasto total puede variar en función del tiempo total, del sexo (Hombre o mujer), la edad… etc. pero en la gran mayoría de los casos andar 1 hora a ritmo normal consume bastantes menos calorías que las que se encuentran en 100gr de pan blanco, (255 cal, aprox.) por ejemplo.

Si el objetivo es aumentar un consumo calórico podemos jugar con distintas variables que  contribuyan a incrementar el gasto.

Aumentar la distancia, indudablemente eleva el total de calorías consumidas. Se necesita más energía para recorrer 3 kilómetros que 1 Kilómetro.

Un ritmo más forzado, un ritmo más rápido aumentará la cadencia de los pasos y su zancada variando el patrón “cómodo” de marcha habitual.

Los desniveles, las escaleras, requieren un esfuerzo energético extra.

Un terreno inestable como la arena de la playa supone un reto para la estabilidad del cuerpo activando más músculos (o de forma diferente) y por lo tanto también aumentará el gasto. Ahora bien, esta práctica requiere un tiempo de adaptación para evitar sobrecargas. No sería aconsejable realizar largas distancias sin estar acostumbrado al terreno. Conviene empezar por distancias cortas e ir aumentando con el tiempo.

Dado el consumo energético pobre de esta actividad, depositar todas las esperanzas de perder peso solo andando es difícil, aún aplicando distintas variables, sin una dieta adecuada es muy probable que los esfuerzos sean insuficientes.

Aún con todas estas variables anteriormente descritas, andar en un tipo de actividad que a largo tiempo en personas sanas no ofrecerá muchas mejoras aparte del gasto calórico extra, pero es excelente como inicio para personas que se mueven poco o personas de avanzada edad siempre que se pueda realizar sin dificultad. A medio o largo plazo será aconsejable realizar otro tipo de actividad que aporte mayores beneficios.

Maty

Maty Carol

Entrenador personal
Fitness Management
mcarol@moli-llum.es
Facebook Maty Carol

Comparte!

Deja un comentario