Read 4 fit: Desconfinando

Comparte!

La desescalada progresiva de la cuarentena que estamos viviendo en muchos países, nos permite realizar algunas actividades al aire libre impensables durante el periodo de confinamiento. No obstante, este desconfinamiento también nos reporta algunas imágenes kafkianas de auténticos baños de masas con poca o ninguna prevención, algo muy lamentable.

La opción de hacer deporte al aire libre está llevando a personas ha hacer ejercicio muy por encima de sus posibilidades. Después de un periodo de escasa o nula actividad física el sistema musculoesqueletico está muy debilitado. Los músculos han perdido fuerza y capacidad resolutiva ente esfuerzos por cuestiones puramente fisiológicas ante la escasez de estímulos. Esta debilidad puede disminuir la estabilidad de las articulaciones haciéndolas más vulnerables, generando más tensión en los elementos de estabilidad pasiva como los ligamentos, etc. 

El pasado mes cerró con un notable aumento de las personas que acudían a urgencias por lesiones, en el peor momento para lesionarse. Esto quiere decir que algo hacemos mal y las fases de desescalada podrían resolver con mayores índices de lesiones si no entendemos que todo lleva un proceso y que ahora empezamos en negativo, por debajo de la forma física habitual.

Evidentemente hay tantos escenarios diferentes como personas pero podemos intentar resumir en:

  1. No has hecho ejercicio en años, y ahora sales a hacer ejercicio, principalmente actividades como el running (o algo que se le parece).  Riesgo de lesión alto. Hay que empezar ha hacer ejercicio de forma gradual. El running aunque parezca sencillo requiere una técnica y una preparación previa para minimizar riesgos. Si no has corrido ni para coger el bus en años, debes ser muy prudente. Por supuesto, es conveniente hacer actividad pero con sentido común e información. Si careces de la información necesaria acude a un profesional. 
  2. Hacías algo de ejercicio prepandemia, y durante el confinamiento has hecho algún estiramiento y/o algunos ejercicios de forma esporádica.   Precaución. Haber hecho 2 sesiones de ejercicios semanales  no te convierte en atleta. Piensa que aunque hayas hecho algo de ejercicio el cómputo total de actividad diaria está muy por debajo de como estaba antes de esta pesadilla vírica. Lo más conveniente es mantener una continuidad y con el tiempo quizás aumentar la frecuencia y la intensidad en la actividad que haces habitualmente. 
  3. Entrenabas con intensidad, durante la cuarentena has seguido haciendo ejercicio en casa con cierta regularidad.                      Debes tener en cuenta que probablemente la intensidad de los entrenamientos en casa haya disminuido respecto a los que hacías en el gym. En el supuesto exigirte lo mismo ahora que hace un par de meses atrás sería ser demasiado optimista. Date unos días  para ir adaptando de nuevo tu organismo a los entrenos empezando con una intensidad manejable. No te preocupes, te recuperarás pronto.

La actividad física bien estructurada siempre es una buena opción y como sabemos es una inversión en salud, pero salir al exterior ahora mismo conlleva riesgo de contagio. Es imperativo seguir las indicaciones de los expertos para minimizar riesgos y para que todos tardemos menos tiempo en poder seguir con nuestra vida. 

Maty

Maty Carol

Entrenador personal
Fitness Management
mcarol@moli-llum.es
Facebook Maty Carol

Comparte!

Deja una respuesta