Read 4 fit: Evalúate

Comparte!

Sabemos que a través del entrenamiento se mejoran las capacidades físicas y nuestra salud, pero ¿en qué medida? ¿Es eficaz el entrenamiento que haces?

La forma más plausible de saber de primera mano si el entrenamiento es eficaz, cuantificar las mejoras y compararlas con el tiempo es evaluar. Todas las capacidades físicas se pueden cuantificar y medir y no es necesario un gran despliegue tecnológico para hacerlo, por lo menos no para obtener algunos datos que puedan servirnos como tal.

Cada cualidad física tiene unas características diferentes, y por lo tanto, distintas formas de evaluar, por ejemplo la velocidad la puedo evaluar por tiempo/distancia pero para la fuerza máxima utilizaré Kg, por ejemplo. No hay una forma de testear todas las cualidades físicas.

Existen muchas formas distintas de evaluar cualidades físicas, hay muchos test estandarizados que nos facilitan la obtención de datos complejos como el VO2max mediante fórmulas contrastadas a través de resultados obtenidos en el test. Pero también hay formas mucho más sencillas de evaluar, y están al alcance de cualquiera. Cualquier ejercicio puede ser un test en un momento dado sabiendo en qué me tengo que fijar y anotar los datos para posteriores evaluaciones.

En casi todos los test se controla el tiempo, la distancia, el peso (Kg), la frecuencia cardiaca…

En un entreno cardiovascular, por ejemplo, se puede medir la distancia recorrida en un tiempo determinado, por ejemplo 40 minutos y tomar la frecuencia cardiaca justo al finalizar. esos datos servirán más adelante, en mismo ejercicio, mismo tiempo (40 min.) y similar sensación de esfuerzo, comprobar si se ha recorrido más distancia, o si se ha llegado con una frecuencia cardiaca más baja que la última medición.

Para evaluar la fuerza servirá el número de repeticiones que se es capaz de hacer con un peso en un movimiento determinado al tiempo, repetir el movimiento con la misma carga. Si todo ha ido bien, podremos hacer alguna repetición más. 

En entrenamientos más dinámicos donde se entrenan diferentes cualidades físicas, como el crosstraining, anotar tiempos, repeticiones, cargas y frecuencia cardiaca ayudaría llevar un control de las mejoras generales, y que cualidad mejora menos que las otras.

No obstante, si eres de los que prefieres los test un poco más serios y fiables te dejo aquí algunos de los más comunes:

Resisténcia:

Test de Cooper:

https://blog.institutoisaf.es/test-de-cooper

Test de Rockport:

http://altorendimiento.com/capacidad-aerobica-test-de-caminar-rockport/

Test de Course Navette:

https://www.palabraderunner.com/test-course-navette/

Potencia:

Test de FTP

https://rfec.com/es/smartweb/universo_ciclista/articulo/rfec/131-En-que-consiste-el-test-de-FTP-como-llevarlo-a-cabo

Fuerza:

Test de fuerza máxima (Directo e indirtecto)

Maty

Maty Carol

Entrenador personal
Fitness Management
mcarol@moli-llum.es
Facebook Maty Carol

Comparte!

Deja una respuesta