Read 4 fit: Funcinalízate…

Comparte!

Las parrillas televisivas están repletas de espacios dedicados al deporte. A parte de las disciplinas predominantes en cada país, como fútbol, baseball, etc, se puede disfrutar de eventos deportivos en otros deportes. No hace falta ser un experto para disfrutar de toda la variedad disponible, unas quizás más atractivas que otras pero todas ellas aportan la emoción propia de la competición a nuestros días. En cada disciplina, los competidores son atletas especializados. Su forma física y sus movimientos están sistemáticamente orientados a rendir al máximo. Estos atletas, entrenan los movimientos propios de su deporte durante años para conseguir una excelencia mecánica, bioquímica y reducir el tiempo de respuesta. Es decir, un movimiento más potente, con menos consumo energético y mucho más rápido ante estímulos externos, por ejemplo, devolver una pelota en tenis.  Nos fascina como estos superhumanos, pueden llegar a límites inalcanzables para el resto de la población. Admiramos su agilidad y potencia, pero si bien es cierto que ese atleta tenía cualidades genéticas para ello, miles de horas de entrenamiento han perfilado su forma física hasta llegar a ser el atleta que vemos en la televisión. 

Admiramos a estos atletas, pero poco se habla de las proezas físicas que a menudo realizan personas anónimas. Si lo pensamos detenidamente, la vida de muchas personas es más intensa que un deporte. La vida es dinámica, trabajo, desplazamientos… actividades que se realizan a menudo con cargas como llevar la compra y atendiendo a multitud de estímulos externos. Quizás no le damos importancia a la riqueza motriz de todas las actividades porque las realizamos a diario, pero la gran mayoría suponen un reto para el sistema neuromuscular. 

Al Igual que un atleta mejora los gestos para llegar a la excelencia motora con la mayor eficiencia posible, un entrenamiento con unas características determinadas puede hacer que cualquier persona tenga algunas  ventajas motrices similares a un atleta. 

Este tipo de entrenamientos denominados “funcionales”, son entrenos con una amplia variedad de movimientos que ofrecen distintos estímulos ampliando la riqueza motriz del individuo 

El uso del término “funcional” tiene una estrecha relación con la el buen funcionamiento de todo el organismo, es decir, estar saludable, de hecho, la RAE  define salud como “Estado en que el ser orgánico ejerce normalmente todas sus funciones” es decir, que es funcional.

Una articulación que mantiene todo su arco de movimiento, toda la funcionalidad para la que fue diseñada, también es sinónimo de salud. Además, debe ser estable en  todas sus posiciones y debe estar sujeta por músculos fuertes y eficientes.  Los entrenamientos funcionales, contemplan mejorar o mantener la movilidad articular, la estabilidad en distintas articulaciones y en distintas posiciones y la fuerza para llevar a cabo diferentes movimientos.

Los ejercicios se construyen a partir de movimientos que implican varias articulaciones y muchos músculos,  empezando por movimientos sencillos basados en patrones motores básicos y progresando con el tiempo a movimientos más complejos. 

La variación con el tipo de resistencia y la dirección en que se aplica es también pato en el menú de estos entrenamientos, preparando a las articulaciones y músculos implicados para distintos tipos de desafíos. La vida, el movimiento en sí es siempre un desafío constante.

Hay que resaltar que las mejoras en la eficiencia mecánica, reducen el riesgo de molestias asociadas a disfunciones funcionales, lesiones por movimientos poco habituales o incluso movimientos bruscos…

Este tipo de entrenamiento no está exento de una programación adecuada para cada persona con sus propias características y objetivos, además, debe establecerse una progresión acorde con la evolución en cada caso. Un profesional de la actividad física es quien marcará las pautas adecuadas en cada momento, rentabilizará el tiempo invertido y reducirá el riesgo de lesiones por incorrecciones técnicas o sobrecargas.

Maty

Maty Carol

Entrenador personal
Fitness Management
mcarol@moli-llum.es
Facebook Maty Carol

Comparte!

Deja una respuesta