Ricardo Muñoz

Comparte este artículo
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

10527928_10204294663030407_607432480_nBiografía del autor:

Ricardo Muñoz nace en la ciudad de Barcelona el 31 de diciembre de 1980.

Se aficiona al dibujo a muy temprana edad, especialmente en el arte del cómic hasta bien llegados los 15 años en los que empiezan a interesarle otro tipo de tendencias artísticas como la ilustración y la pintura.

Realizara su primera exposición a la edad temprana de 16 años en un bar de Hospitalet de LLobregat.

Posteriormente y hasta cumplir la edad de 17 años realizará trabajos esporádicos como caricaturista, dibujante y pintor de murales para algunos negocios.

A los 17 años, comenzará a desarrollar algunas obras de gran impacto visual con carácter reivindicativo, que hacen referencia a la maldad del hombre y su profunda arrogancia.

En 1999 mientras vive en Andorra y tras una época difícil, su pintura cada vez se va haciendo más nostálgica y menos agresiva desarrollando cuadros que trasmiten al espectador profundos sentimientos de soledad, cariño, tristeza y resignación.

Pintará entonces “El poema de el amor azul” “las tejedoras de redes” “Miseria” “las mujeres de los pescadores” etc…

De regreso a Barcelona, trabaja para diversos marchantes de arte, y prepara varias exposiciones, mientras finalizaba sus estudios de FP de diseño gráfico.

En el 2001 crea junto a otros pintores la AAPS XXI (Asociación de artistas plásticos siglo 21) de la cual será presidente llevando a cabo la exposición “Exit”(la salida que pretende ser una entrada) con la que tendrán un gran éxito, ya que asistieron medio de comunicación tanto de radio, prensa y televisión…

También en las mismas fechas participa en el Andorra Hiper-art aportando un total de 60 obras que venderá garantizándose su participación al siguiente año 2002 y en el 2003 consecutivamente.

A partir de ese momento practica y aprende otras técnicas y medios artísticos como la talla,la herrería y la escultura.

Hasta el año 2008 realiza varios trabajos de Ilustración y cómic al óleo junto a un escritor llamado Juan José Romero.

Entre el 2009 y el 2012:

-Diseñará varias portadas para  Grup Lobher Editorial.

– Realizará el logotipo GRUP DE DONES GÈNESI

– Comienza varios proyectos como: El tarot, un cuadro de ánimas para la iglesia y la exposición de pinturas“El lenguaje del silencio

Ricardo Muñoz es un artista muy inspirado por las tendencias de principios del siglo XX. Su pintura es tranquila, de pincelada suave y serena, que se solidifica cargada de un alma cromática intensa y contrastada, que atrae inconscientemente al espectador al universo de sus obras. Muñoz utiliza sus imágenes para inducir al espectador a estados emotivos de intensa sensación.

El pintor hace uso de un idioma que oscila entre objetos que aparecen en forma de símbolos y personajes de sugerente lenguaje corporal, todo eso se suele acompañar de un mundo en movimiento constantemente inmerso en los brazos de madre naturaleza.

Puritano en la técnica, el artista procura no incluir relieves ajenos a los que consigue con la misma pintura, que aplica normalmente a forma de veladuras, dejando la superficie del lienzo lisa como el cristal del un espejo.

La evolución de su obra se ha ido centrando en añadir más símbolos y espirales que dan movimiento, personalidad y sentido a la interpretación de sus composiciones, pintando obras que casi se podrían leer.

10531112_10204294664190436_2036065096_n¿Qué Te lleva a que desde tan temprana edad se te despierte esa sensibilidad por la pintura?

Yo creo que podría decirte que debí nacer con esa tendencia, pero no fue hasta los seis o siete años que empecé a darme cuenta de que me encantaba. En mis recuerdos más remotos siempre estarán las tardes de mi infancia que pasaba junto a mis primos dibujando cómics en la mesa del comedor… Creo que ahí fue cuando empecé a ser consciente de por donde debía de conducir mi vida profesional.

¿El talento para pintar se hereda o nace de la persona?

Yo creo que principalmente se nace con una facilidad intrínseca para realizar ciertas cosas, luego el tiempo como a las piedras del río, nos va puliendo y dando forma. Prueba de ello es que pese a que uno puede decirse a sí mismo que es pintor, siempre le quedará responderse otra cuestión importante. ¿Qué clase de pintor soy? La respuesta será una de las muchas variantes que hay en estilo, técnica o clase de arte plástico que existan. Con esto creo que dejo claro, que uno tiene al nacer cierta habilidad y que el paso del tiempo, el interés y la vida, hacen que se especialice y se desarrolle en aquello que le hace sentir más cómodo.

¿Qué tiene que tener un cuadro para despertar el interés de quien lo mira?

La respuesta es más sencilla de lo que parece a primera vista… El espectador debe sentir empatía por el contenido y sobretodo verse reflejado en cierta medida con lo que el cuadro le muestra. Pues una obra que no trasmite nada, pasa desapercibida y eso es algo que un artista que quiera abrirse al mundo no se debe permitir. Las pinturas deben ser espejos de las emociones a mi entender…

En tus cuadros se reflejan muchos sentimientos, en que te inspiras a la hora de crear tu obra.

Mi máxima inspiración es ese soplo mágico que nos convierte en humanos, la consciencia de nuestras emociones, la capacidad de sentir, de expresarse, de reír y llorar. Pero por encima de todas, la capacidad tan grande que tiene el ser humano de amar.

10514830_10204294663190411_1763553274_nTus cuadros están llenos de simbología que trasmite sentimientos, tristeza, pobreza, ternura, etc, están llenos de elementos a modo de palabras silenciosas que hablan del estado o la situación de los personajes, ¿Qué influencia tienen los colores en el estado de ánimo que te produce la obra?

Yo siempre he pensado en los colores como un lenguaje sutil, como un viento casi imperceptible que nos hace temblar de emoción. Pondré un ejemplo para que me entendáis mejor. Todo el mundo a escuchado alguna vez una canción y sabe diferenciar entre música y voz, pues ahora supongamos que el dibujo en la obra es la voz (esa parte racional que nos explica y nos argumenta) mientras que la música de fondo es como el color (eso que está ahí y le da intensidad al mensaje). Al igual que una melodía no es igual a otra, los colores tampoco lo son. Yo siempre he querido a mi manera de sentir y pensar, racionalizar que emoción me trasmite cada color al situarme delante de él para entenderlo. Gracias a eso desarrolle un lenguaje personal, pero comprensible, con colores asociados a emociones y que he puesto al servicio de mis obras a lo largo de mi trayectoria.

Azul de Prusia como nostalgia, verde vejiga amargura, rojo resignación dolor y así en toda la escala de colores.

¿Qué se siente a la hora de terminar la obra en la que has estado trabajando, y tener que desprenderte de ella si la vendes?

Muchas veces es difícil desprenderse del fruto de nuestro esfuerzo, pero los resultados del arte son un poco igual que los hijos, los creas, les das todo de ti pero con el paso del tiempo sabes que han de abandonar el nido y salir al mundo. Muchas veces las personas que adquieren arte no son conscientes de hasta qué punto se están llevando parte del alma del ser humano que ha creado esa obra.

¿Cuántos cuadros has pintado?

Si te soy sincero, numéricamente no sabría darte una respuesta exacta, pues llevo toda la vida en ello, pero te diré que sólo para las dos ediciones del Andorra Hyper-Art donde participé dos años consecutivos, pinté 120 obras.

¿Tienes alguno al que le tengas un cariño especial?

Sí, hay una obra titulada “El poema de amor azul” de la cual no sabría desprenderme y eso que me han ofrecido en muchas ocasiones bastante dinero por ella. Creo que es tan personal y representativa de mi mismo que sería como vender mi alma y eso es algo que no tiene precio. Es un cuadro que pinté en una época muy dura para mí y en el puse todo aquello que tenía en el corazón y me da consuelo sentarme a reflexionar cada día un poco frente a ella.

10510274_10204294663950430_1390893088_n¿Cómo calificarías tu obra? Porque tus personajes son muy especiales.

Quizás nadie te habrá dado una respuesta como esta a una pregunta de este tipo, pero yo así lo siento y te quiero ser muy sincero en esta cuestión para que me comprendas. Mi obra es mi corazón.

¿Cuántas horas le dedicas a la pintura? ¿Y cuanto tiempo puede llevarte pintar un cuadro?

La pintura se lleva todas mis horas, pues cuando no estoy pintando es porque estoy pensando en lo que voy a pintar. Es algo que no puedo evitar, el arte ha sido siempre mi refugio en lo bueno y en lo malo, así que supongo que no sabría vivir de otra manera. El tiempo que me lleva cada obra es algo difícil de responder, ya que cada obra hace que me enfrente a algo nuevo y cuando uno no ha transitado un camino, difícilmente puede indicarte lo que se tarda en llegar a un destino a través de él.

¿Cuándo acabas un cuadro te tienes que marcar un tiempo y decir ya está, o como a otros artistas les pasa si no dicen ya está siempre estarían mejorando la obra?

Normalmente procuro no pensar en el tiempo cuando trabajo, pero si es cierto que en ocasiones me enredo en retocar y debo decidir terminar o volver a empezar otra taza de café para reflexionar nuevamente la idea. De todas formas cada ocasión es única y es algo a lo que no sabría darte una respuesta matemática. Lo importante es disfrutar de la senda supongo y saber en qué dirección debes caminar, con eso lo demás viene solo.

¿Cómo definirías el tipo de pintura que tú haces?

La definición en términos artísticos de lo que pinto es algo que oscila entre, lo abstracto, lo surrealista y algunas reglas del fauvismo (No todas). Me gusta pintar momentos emocionales que envuelvan al espectador sin dañarlo y que hagan brillar esa llama que todos albergan en su corazón.

¿Se puede vivir de la pintura hoy en día?

Yo creo que si se puede vivir de la pintura, pero no es un camino fácil, pues no basta con que pintes bien, tienes que tener otro tipo de ayudas, que muchos artistas no se pueden permitir. Creo que en este siglo, por ahora se ha perdido el amor a la belleza del arte y se compra y se vende más por otras razones no tan ennoblecidas. Si la gente fuese consciente de lo que se lleva a casa al adquirir una obra de arte, entendería que no hay dinero en el mundo capaz de pagarlo. El arte en cualquiera de sus vertientes es la voz del alma humana manifestada a través del corazón. Yo animaría a las personas que compran las obras de cualquier artista que reflexionen sobre este asunto siempre que estén ante una de ellas.

Además de pintar también haces escultura, e ilustras libros, ¿cuáles han sido tus últimos trabajos?

Mi último trabajo ha sido para una editorial de Galicia “Ediciones Ende” el libro se llama “La constitución, Los políticos y los pringaos” has sido una maravillosa experiencia para mí, pues me han dado vía libre para crear y eso es algo que se agradece mucho. También he ilustrado muchos otros títulos como la trilogía de Almogávares y la voz del abogado de Rubén García Cebollero, Las nueve ventanas de Jeanne Bardèot, A través de las mirillas, Maldita Matilda, Madame toilette de Claudia Bürk, De súbita veritas de Isabel Laso, historias de la niebla de Fran Chaparro y varios libros para la editorial ADIH para autores como Antonio Galera Gracia, Pascual Uceda Piqueras, Carlos Vicente Córdoba etc.

¿Crees que está suficientemente valorado el trabajo de los artistas en España?

Yo pienso que en España siempre ha estado poco valorado el arte en general, pese a que ha sido la patria de algunos de los mejores artistas del mundo. Supongo que todo se puede resumir en el sentido de aquella frase del refranero español que reza así “En casa del herrero, cuchara de palo”

Se apuesta, se ayuda y se valora las obras de los artistas, ¿hay subvenciones, o algún tipo de ayudas para fomentar el arte en España?

En este país hay un poco de todo, pero es tan complejo acceder, que muchos artistas desisten. Yo particularmente creo que es mejor probar fuera y abrir la tapa de esta lata de sardinas llamada España y saltar a otros mares donde el arte tiene mejores creyentes.

¿Como pueden ponerse en contacto contigo o ver tus obras las personas interesadas en conocerte o comprar alguna de ellas?

Pueden ponerse en contacto conmigo por varias vías, una de ellas es el correo electrónico (deuteronomio80@hotmail.com) , también el Facebook como (Ricardo Muñoz) o bien el teléfono (651673326) Para ver mis trabajos no tienen más que apearse a las exposiciones que hago o bien acudir a mi página web en esta dirección(http://deuteronomio80.wix.com/artemunoz )

Muchas gracias por concederme esta entrevista Ricardo.

 

 


Comparte este artículo
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com